Tú me enseñaste a darle un inmenso valor a un simple beso. Me enseñaste que no se besa a una persona solo porque es bonita, o porque se te dio la oportunidad. Si no que lo haces porque le quieres, porque significa algo para ti, porque deseas sus besos y los de nadie más. Me enseñaste que regalarlos así como así solo te hace puta. Me hiciste valorar cada uno de tus besos… Aunque ahora para ti, uno no signifique nada… Y se los des a todas, menos a quién más los desea.

(Source: miradasquenuncamienten)